Verderón Común - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Verderón Común

Aves > S - Z

NOMBRE COMÚN: VERDERÓN

NOMBRE CIENTÍFICO
: CARDUELIS CHLORIS

FAMILIA
: FRINGILLIDAE

DESCRIPCIÓN: Si bien el Verdecillo (Ver ficha) era el menor de los fringílidos, ahora se nos presenta el mayor de ellos, el Verderón común con una longitud de unos 15 cms. Pizón regordete y de cola corta ahorquillada, es de color verde amarillento con una marcada franja amarilla en el borde de sus alas (rémiges primarias), que resalta claramente sobre el fondo de su cuerpo más apagado. De pico poderoso, de color carne, bien adaptado a su tipo de alimentación granívora, y patas pardo rosáceas. El vuelo es ondulado y muestra claramente que obispillo, rectrices externas y primarias (puntas del ala abierta) son de color amarillo, lo que le distingue del Lúgano, éste de similar diseño, pero donde esos finales del ala se cambian por la supracoberturas secundarias, ó, lo que es lo mismo, franjas amarillas pero en la parte más interior del ala (más cercana al dorso); igualmente, el Verdecillo se parece más al Lúgano, pero carece de rectrices externas de color amarillo (bordes laterales de la cola). Alas por debajo, de intenso amarillo y blanco sucio con una banda negra al final de la cola. Estos colores se realzan en primavera cuando el desgaste de sus plumas viene a remarcar la intensidad de sus zonas más verdosas. Canta desde lugares altos, posaderos o copas de los árboles. Tiene el Verderón un trino nasal característico, zumbante, monótono y prolongado, aunque también exhibe un canto de melodía agradable. Le gusta cantar cuando vuela lento y a baja altura batiendo despacio sus alas. La hembra es de color más tenue y uniforme, con el color del obispillo mucho menos marcado. Los jóvenes son muy rayados, pero manteniendo la franja alar amarilla en el borde del ala, que les distingue de otras especies.

HÁBITAT
: Sedentario en toda Europa, aunque grandes contingentes de estas poblaciones realizan movimientos migratorios juntos a los efectivos de las áreas más septentrionales y orientales de Escandinavia y Rusia, netamente migradores. Así, y como en otras especies, su número se ve muy incrementado en nuestro país durante la época invernal. Frecuente los ambientes más variados, desde manchas de coníferas, siempre  abiertas a áreas menos arboladas donde buscar alimento, bosques de ribera, frutales (sobre todo naranjales), cultivos, fincas rústicas, parques y grandes jardines urbanos, palmerales, incluso terrenos cercanos a la costa.

COSTUMBRES
: Fabrica su nido a mediana altura, generalmente en alguna horquilla del árbol. Incuba la hembra mientras el macho aporta alimento al nido. Sus, a veces, tres puestas anuales, con hasta 6 huevos cada una de ellas, beneficia notablemente el mantenimiento de una especie, que, por lo demás, encuentra buen cobijo en los ambientes humanizados, donde muestra cierta preferencia a nidificar en los cipreses que hallamos en parques, jardines y cementerios. Alimenta sus crías principalmente a base de lombrices e insectos. Se hace muy gregario durante el invierno, moviéndose en bandadas junto a otros granívoros. Se alimenta sobre todo de frutos y semillas, habitualmente  comiendo en el suelo, en terrenos baldíos entre las malas hierbas y rastrojos, ó también erguido sobre una flor de girasol junto a Lúganos o Verdecillos; asimismo, le resulta muy apetitosa la semilla de cáñamo.



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal