Pito Real - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pito Real

Aves > P - R

NOMBRE COMÚN: PITO REAL

NOMBRE CIENTÍFICO
: PICUS VIRIDIS

FAMILIA
: PICIDAE

DESCRIPCIÓN: Es un pájaro carpintero, de mediano tamaño, alrededor de los 30 cms., que se caracteriza principalmente por su coloración verde amarillenta, en la que contrasta su píleo, nuca y bigoteras rojas. En su vuelo de huida distinguiremos sobre todo su obispillo amarillo entre ambas alas más verdosas. Existen hasta 4 subespecies, siendo la que nos toca en nuestros Montes la p.v.sharpei, donde sobre todo destaca una mayor y más marcada bigotera de color rojo vivo, en relación a las tres restantes, y de la que carece precisamente la hembra de esta especie, tornándose más negruzca. Su pico es una poderosa herramienta en forma de cuña movida por los poderosos músculos del cuello. Curiosamente, está emparentado con pájaros tan lejanos como pudieran parecer los tucanes y otras aves tropicales. Dicho parentesco viene dado por determinados caracteres morfológicos y biológicos: Así, tiene dos dedos hacia delante y otros dos hacia detrás (tipo zigodáctilo), carecen de plumón bajo la plumas, y finalmente, anidan en agujeros y  ponen huevos blancos, y en la mayoría los pollos nacen ciegos y desnudos, mostrando éstos unas rugosas callosidades en los talones que les protegen de la dura madera de un nido que no es mullido por ningún tipo de materiales aportados al mismo. Todas estas especies, si bien de familias distintas pertenecen a un mismo orden: el de los Piciformes.

HÁBITAT
: Es muy sedentario y habita en arboledas poco densas, teniendo cierta predilección por los sotos fluviales. Sin embargo, no por ello desdeña otros entornos como el de frondosas o coníferas. Su adaptabilidad le hace aparecen en muy distintos hábitats desde dehesas y olivares, hasta huertos, campiñas, jardines o grandes parques. En nuestros Montes no es tan abundante como el P. Picapinos. La disminución de hormigas por el uso de pesticidas u otros productos químicos ha mermado las poblaciones de muchos enclaves naturales del Pito Real. Veremos algo más después a este respecto.

COSTUMBRES
: Es trepador como el otro pícido que ocupa nuestros Montes (Ver Pico Picapinos), sin embargo es de conducta menos arborícola y prefiere comer en el suelo, sobre todo allí donde haya un buen hormiguero, puesto que las hormigas constituyen su plato favorito. Y es que el ácido fórmico contenido en ellas, no es del gusto de otras especies. Por ello en sus excrementos pueden apreciarse gran cantidad de esqueletos de quitina, los cuales no son digeridos. Es tan importante este peculiar modelo de alimentación que la distribución de las hormigas dentro de un territorio determina en cierta medida la del ave. El Pito Real tamborilea también mucho menos que aquél y cuando lo hace lo practica de una forma perezosa y poco decidida. Prefiere marcar el territorio con su fuerte canto a modo de risotada bien audible en medio del silencio del bosque. Se alimenta también de frutos y semillas, y distintos insectos y orugas que come de los árboles cuando no puede gozar de su plato preferido. Para ello, penetra con su larga y viscosa lengua en los lugares más recónditos de la corteza del árbol. Gracias a esa viscosidad y a pequeñas cerdas al final de la lengua atrapa con facilidad todo tipo de insectos perjudiciales para el árbol, bien sean los cortícolas que viven a expensas de la corteza, o bien los xilófagos (roedores de la madera), ya sean éstos en forma de huevos, larvas, orugas o insectos. Por tanto, su beneficioso comportamiento a este respecto, queda más que demostrado. Es curiosa su facultad para contar los huevos que siempre tiene en su cámara. El hecho queda demostrado desde el momento en que podemos "obligar" al animal a incrementar a 17 o 20 huevos su puesta, con solo ir quitándolos de uno de uno. El Pico verde los "contará", verá que falta uno y completará su puesta particular hasta esos 5 a 7 huevos que suele poner esta especie. Reanudará dicha conducta hasta agotarse si es necesario. Otro importante ventaja de tener pájaros carpinteros en el bosque es que sus nidos son ocupados posteriormente por otros pájaros, en un lugar como nuestras coníferas donde quizá no abunden las oquedades donde instalar sus nidos. Por tal razón pueden verse disputas reales y cuerpo a cuerpo entre distintos okupas como pudieran Carboneros y Herrerillos. Motivado por ello, en más de una ocasión se instalan cajas anidaderas de madera, que se convierten rápidamente en hogar de muchos de estos pájaros. La cavidad que el Pito Real fabrica en el tronco del árbol no daña a éste ya que se sitúa en el centro del tronco y esta es zona de tejidos muertos por donde no circula la savia. Finalizar diciendo que estos pájaros son malos voladores (Ver P. Picapinos)



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal