Piquituerto Común - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Piquituerto Común

Aves > P - R

NOMBRE COMÚN: PIQUITUERTO COMÚN

NOMBRE CIENTÍFICO
: LOXIA CURVIROSTRA

FAMILIA
: FRINGILLIDAE

DESCRIPCIÓN: Pájaro de aires exóticos por su colorido y la forma de su pico, de mandíbulas entrecruzadas. Es habitual en nuestro Parque, mide unos 16 cms., con colores de plumaje no siempre iguales y que nos podrían despistar, sólo al principio, cara a su identificación. Estos diferentes matices aparecen en razón de su raza y edad. Si bien el macho es de color rojo y alas y cola oscuras, su plumaje puede variar a lo largo de los años. A medida que madura el Piquituerto va pasando de un color amarillento y verdoso a otro más anaranjado, hasta llegar a un color rojo, que aún así varía de tonalidades en cada individuo. El obispillo es especialmente rojo. La hembra, por su parte, muestra un colorido amarillo sucio en las partes superiores y amarillo más vistoso en las inferiores; en su caso, el obispillo amarillento destaca de entre el color más apagado de su dorso y alas. Los jóvenes se caracterizan por ser de una tonalidad general verde amarillenta y listados de oscuro en todo su plumaje. No obstante, por el tamaño, el colorido (aunque amplio, siempre dentro de unos tonos previstos), la postura al encaramarse a las piñas, la forma del pico, el hecho de ser más o menos confiados, y el tener alas relativamente largas con respecto a su cuerpo, podremos fácilmente eliminar cualquier tipo de duda en cuanto a su identificación. Otra característica más a añadir sería su típico reclamo de vuelo y de contacto /yep-yep/, que distinguiremos sin dificultad, una vez lo hayamos oído y aprendido por primera vez.

HÁBITAT
: Es sedentario, y su hábito de comer semillas de pinos le hace particularmente presente en bosques de coníferas. No es difícil incluso encontrarlo en cualquier mancha de pinos cercana a nuestra ciudad. Se encuentra distribuido en toda la Península.

COSTUMBRES
: Agrupados en pequeños bandos, los veremos alimentándose de semillas de coníferas, encaramados a las piñas y adoptando diversas posturas, sin preocuparse demasiado de nuestra presencia. Éstas son de un alto valor alimenticio, con elevadas concentraciones de aceites, almidón y proteínas. Ardillas y piquituertos tienen algo en común: Pueden empezar a criar aún en invierno gracias al hecho de coincidir en su afición con el período del año en que las piñas están maduras y llenas de semillas. Ello les permitirá encontrar comida para sus crías sin ninguna dificultad. Ya en el mes de diciembre y hasta abril empiezan los Piquituertos a criar. Tienen de una a dos puestas anuales, con 3 a 4 huevos que incuba la hembra. Gracias al elevado contenido en grasa (casi un 40%) de las semillas de pino y a la perfecta morfología de su pico, el Piquituerto podrá pues mantener el sustento de sus pollos durante todo el invierno. El pico, que a veces incluso utiliza para trepar entre las piñas, soltándose momentáneamente de sus patas, es fuerte y robusto, y mientras la mandíbula superior se mantiene recta, la inferior se entrecruza hacia la derecha o hacia la izquierda, dependiendo del individuo, pudiéndose desplazar 1 cm. hacia ese lado. Con un habilidoso giro de cabeza, en el momento en que el pico se halla introducido entre las escamas de la piña, y haciendo uso, tanto de la específica morfología de su pico, como de viscosidad de su lengua, el animal consigue atrapar el suculento fruto sin aparente dificultad. Si bien estas semillas forman casi exclusivamente su dieta, también se les puede ver alimentándose de otros frutos, pero siempre con sus propias preferencias; así en el caso, por ejemplo, de las manzanas, éstos prefieren alimentarse de sus semillas antes que de la pulpa misma, que desechan sin más. Por sus hábitos alimentarios es una especie eminentemente arbórea; se posa en el suelo prácticamente sólo para beber.



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal