Pico Picapinos - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pico Picapinos

Aves > P - R

NOMBRE COMÚN: PICO PICAPINOS

NOMBRE CIENTÍFICO
: DENDROCOPOS MAJOR

FAMILIA
: PICIDAE

DESCRIPCIÓN: En la península se encuentra la subespecie D.m.hispanus, siendo más abundante en la mitad norte.   Pájaro carpintero de 20 a 23cms. Fácil de identificar por el colorido de su librea, mostrando un capirote negro en la cabeza, nuca roja (menos en la hembra), mejillas y garganta blancas con collar negro que no se cierra por delante, sino que se prolonga por los lados del pecho, Por debajo rojo vivo, en la parte trasera del abdomen. "Hombros" conspicuamente blancos, en forma de franjas alares a ambos lados del dorso. Es vegetariano e insectívoro. Aunque puede también afanarse en otro tipo de alimentos. Lo veremos luego.

HABITAT
: Tanto frondosas como coníferas, aunque rehúye el arbolado diseminado. Es fácil de ver en vuelo o posado, pero sobre todo, oír su tamborileo en el silencio del bosque. Cuando comparte hábitat con el Pito Real, su densidad es mayor que la de éste. Sin embargo en Málaga su distribución es menor.

COSTUMBRES
: Come rara vez en el suelo (Todo lo contrario en: Ver  Pito Real) Trepa por los troncos, apoyándose en su cola de duras plumas, siempre en posición hacia arriba. Tan importante es este detalle de su apoyo al árbol mediante su rígida cola, que en este pájaro carpintero (de manera parecida a como ocurre en otras especies: Ver Agateador Común) la muda de las plumas timoneras se realiza de forma alternativa (primero las externas y luego las internas) a fin de no quedarse nunca sin el imprescindible y vital apoyo. Alcanza con su larga y pegajosa lengua insectos y larvas escondidas en la corteza. Come piñones, bellotas y otros frutos secos. Podremos observar conos encajados en huecos o rendijas de los troncos que no utiliza como despensa sino como perfecto "taller de trabajo", a efecto de poder extraer las semillas de las piñas que, previamente cortadas de la rama, traslada posteriormente en su pico. Luego utiliza éste último a modo de cincel (está comprimido lateralmente adquiriendo forma de un pequeño escoplo), cortando y retorciendo las escamas, y girando cada cierto tiempo el cono para trabajar en todo tu perímetro. Se han constatado comportamientos saqueadores de los Picos Picapinos (Ver Arrendajo común) en caja anidaderas, donde el ave no busca ya los huevos, sino a los pollos recién nacidos que oye piar en el interior del nido, abriendo un agujero suplementario, si es necesario, para poder acceder a la cámara. Como decíamos, es característico en este ave moverse y trepar por los troncos, por lo que con suerte podremos verle cómo se mantiene prácticamente "colgado" en la corteza de un árbol gracias a las  puntiagudas plumas de su cola y sus aceradas uñas, sin embargo, por contra a lo que pudiera parecer, esto no supone un esfuerzo suplementario para su trabajo. La naturaleza es sabia y le ha dotado de un mecanismo automático de retención en el tendón del talón y con el que mantiene la prensión de sus dedos, permaneciendo prácticamente "anclado" al árbol todo el tiempo que sea necesario. Los pájaros carpinteros viven prácticamente en los troncos, trepando aquí y allá, con sus potentes patas y uñas recurvadas, y ayudándose, como vimos, con su imprescindible cola en la que se apontoca. Esto les ha permitido desarrollar triple facultad: Recorrer fácilmente la corteza de los árboles; realizar trabajos de perforación en los troncos; y finalmente buscar alimentos en los más recónditos lugares del árbol. Sin embargo, este hábito les ha hecho también convertirse en malas voladoras, dado que no necesitan velocidad en su vuelo, ni recorrer tampoco grandes distancias. Sus alas redondeadas permiten un vuelo pesado, como a saltos, pero también maniobrar fácilmente en medio del bosque, algo quizá más necesario que alcanzar grandes velocidades en él. Completan su alimentación con savia que lamen del árbol mediante serie de agujeros o trazando estrías en la corteza. Utiliza casi siempre los mismos comederos, por lo que podremos encontrar restos en la base de los árboles o postes que ha utilizado. A veces demuestra una actitud confiada y se esconde de nuestra presencia simplemente desplazándose hacia la cara opuesta del tronco en el que se encuentra un nido y "asomándose" graciosamente por ambos lados a fin de comprobar si aún seguimos ahí. Es sedentario, y podemos por tanto observarlo en los Montes de Málaga tanto en verano como invierno. Su nido, realizado a varios metros de altura por ambos progenitores puede tener una longitud de unos 25 cms. Estas "cámaras" están sin tapizar lo que obliga al pollo a desarrollar unas "verrugas de apoyo" en los talones para no dañar su piel desnuda. Se han encontrado nidos excavados en algunos eucaliptos de nuestros Montes, cerca de cauces fluviales por los que siente cierta predilección. La pareja ceba a sus hijos, pero cada uno por su cuenta y sin contar con la colaboración del otro; no siendo, de este modo, el entendimiento mutuo tan delicado ni armónico, como por ejemplo lo es en otras especies (Ver Mirlo Común).



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal