Pardillo Común - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pardillo Común

Aves > P - R

NOMBRE COMÚN: PARDILLO COMÚN

NOMBRE CIENTÍFICO
: CARDUELIS CANNABINA

FAMILIA
: FRINGILIDAE

DESCRIPCIÓN: De pequeño tamaño, cola relativamente larga y un intenso color rojo en la frente y en el pecho es el recuerdo que nos queda de este pájaro, si hemos topado con un macho en la época de cría (colores que pierde en cautividad y en invierno). El resto del plumaje es mucho más discreto, aún así, el color gris de su cabeza y cuello contrasta con los pardos, algo rojizos, y listas oscuras, en su dorso y flancos. En reposo es característica una franja alar blanca contrastada con negro en el borde de sus alas. El abdomen es de color claro. Durante el invierno, el Pardillo macho pierde ese vistoso color carmín, y su plumaje se hace mucho más homogéneo en todo su cuerpo, quedando relegado a tonos ocres y pardos, así como marrones más claros en los flancos ventrales. En este momento es fácil confundirlo con las hembras (algo más listadas que él) y los ejemplares más jóvenes (aún más marcadas las listas que estas últimas). En cualquier caso, entre ellos existe una siempre presente pero sutil diferencia facial si son observados de perfil. A título de curiosidad, tenemos que decir que aquella pérdida de color del macho es mucho más aparente que real: los bellos matices de su frente y pecho quedan cubiertos en invierno por finas barbillas de color pardo amarillento que terminan desgastándose hasta descubrir en verano la deseada tonalidad roja. Gorjeo melodioso y aflautado canto lo han convertido, al igual que otras especies canoras de nuestros campos, en pájaro de jaula en nuestro país. En su vuelo ondulado, donde no deja de emitir su nota característica, son de  destacar para su identificación las áreas blancas de sus alas. En nuestra provincia se le conoce con el nombre de "Camacho", pero no debe confundirse con el Camachuelo común que es una especie totalmente distinta (ver ficha.-)

HÁBITAT
: Es sedentario y su número se incrementa a partir del otoño, con motivo de movimientos migratorios hacia el sur durante la época invernal, hasta incluso cruzar muchos de ellos el Estrecho, generalmente las poblaciones más centrales y norteñas de Europa. Los desplazamientos son en bandos y a baja altura. Se distribuye por toda la Península. No constituye el bosque de pinos su entorno preferido, sino más bien es amante del sustrato herbáceo, por lo que será más fácil encontrarlo en los bordes del pinar, zonas más abiertas, matorral (jarales y retamares), en las solanas de nuestros cortafuegos y  tierra baldía en general; llegando hasta viñedos, huertos y grandes parques urbanos. En invierno, entre las citadas, gusta también de ocupar áreas más litorales, zonas de vegetación baja y  saladeros costeros.

COSTUMBRES
: Suele nidificar en el estrato arbustivo más bajo (menos de un metro). Nido en copa, con un total  de hasta 3 puestas anuales, puede albergar casi 15 huevos por temporada, lo que beneficia notablemente a la especie. Puede criar en colonias, pero no demasiado densas (de hasta una docena de parejas). En zonas de alta montaña, acomodados a un hábitat más abierto, la pareja tiende a nidificar de forma más solitaria. Casi siempre identificado en arbustos y en árboles poco elevados, desde los que pueden cantar en solitario o a coro. En invierno se hace mucho más gregario. No podemos decir por tanto que sea una especie demasiado abundante en nuestro Parque. Su nota de vuelo es parecida al del Verderón común. Como buen fringílido, se alimenta básicamente de semillas, si bien no desdeña pequeños insectos que pueda encontrarse en su camino.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal