Vaya al Contenido

Natrix maura

FAUNA
NOMBRE CIENTIFICO: Natrix maura

NOMBRE VULGAR: Culebra viperina

FAMILIA: Colubridae

La culebra viperina es de tamaño medio, cola corta y cabeza ensanchada y bien delimitada respecto al resto del cuerpo, dispone de un diseño es muy llamativo con un banda en forma de zig zag que recorre todo el cuerpo en posición dorsal. Las hembras son mayores pero la longitud de cola y el número de subcaudales son mayores en machos. La longitud máxima en la Península Ibérica es de  0,9 m. Es una Especie característica del Mediterráneo occidental, que se distribuye tanto por el noroeste de África como por el suroeste de Europa.Tiene hábitos acuáticos, ttanto de aguas dulces como de salobres e, incluso, en medios marinos.

Captura sus presas al acecho, principalmente las culebras adultas, y mediante la búsqueda. Consume básicamente peces y anfibios. El período de cópulas es primaveral. Es una serpiente ovípara con una frecuencia de reproducción anual. La edad y talla de madurez sexual es distinta en machos y hembras: en los primeros se alcanza a los dos o tres años de vida y en las segundas a los 4 o 5 años. Las edades máximas alcanzadas se han estimado en 20 años en las hembras y 13 años en los machos.

La culebra viperina despliega un comportamiento defensivo que consiste en un mimetismo batesiano con las víboras (a ello deben su nombre común) que incluye, además de un diseño dorsal parecido al de las víboras, el enrollamiento del cuerpo y el aplanamiento y triangulación de la cabeza, posición en la que emiten sonoros bufidos al mismo tiempo que hinchan visiblemente el cuerpo y simulan ataques aunque sin llegar a morder nunca. Además, al ser manipulada, la culebra viperina emite una secreción nauseabunda por la cloaca. Entre sus depredadores, el grupo más numeroso corresponde a las aves, entre las que destacan los ardeidos y diversas rapaces. También es consumida con frecuencia por la nutria y por un buen número de carnívoros.

Su período de actividad se prolonga de marzo a octubre aunque es menor en las zonas más frías e ininterrumpida todo el año en las más cálidas. El número de ejemplares activos es mayor en primavera y otoño, mientras que en verano su actividad es más nocturna y acuática. En cuanto a la actividad desarrollada a lo largo del día, en primavera y otoño la máxima abundancia de ejemplares se registra en las horas centrales y por tanto más calurosas del día. En cambio en verano, la máxima abundancia se da por la mañana y la tarde y crepúsculo.

Fotografiada en el Puerto de Alazores.
Texto extraído de la Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Marco, A. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org
Regreso al contenido