Mirlo Común - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mirlo Común

Aves > F - M

NOMBRE COMÚN: MIRLO COMÚN

NOMBRE CIENTÍFICO
: TURDUS MERULA

FAMILIA
: TURDIDAE

DESCRIPCIÓN: Pájaro muy común de nuestros montes y ciudades, el Mirlo común viene a medir unos 25 cm., posee cola larga y su color negro brillante contrasta, de forma manifiesta, con su prominente pico anaranjado vivo y anillo ocular del mismo color. La hembra es totalmente de plumaje y pico parduzco oscuro. El vuelo es siempre a baja altura, la justa para trasladarse de un árbol a otro, levantando generalmente la cola al posarse. Su canto es fuerte y fácil de distinguir, aflautado y melodioso, muy agradable de escuchar en el silencio del bosque, y que detiene muchas veces para emitir un /tchoc-tchoc/ como voz habitual de alarma; continuado por lo general, al detectar nuestra presencia, con un estallido de notas potentes y repetidas, casi a modo de ruidoso griterío que pone en alerta a todo el bosque. Canta también por la noche, al igual que su pariente el Petirrojo.

HÁBITAT
: Es sedentario, si bien veremos su número aumentado en invierno con la llegada de pájaros procedentes de toda Europa, allí donde los inviernos son más fríos, cosa que estimula sus hábitos migratorios. Nos lo podemos encontrar prácticamente en cualquier sitio; se adapta bien a todos los entornos: bosques (frondosas y coníferas), matorral mediterráneo, cultivos frutales (naranjales, limonares, olivares), parques o jardines urbanos. En nuestro Parque Natural es muy abundante y cualquier itinerario nos servirá para comprobar su habitual y sonora presencia.


COSTUMBRES
: Últimamente sus poblaciones han aumentado: Por un lado, ha dejado de ser perseguido, y en nuestras calles es relativamente confiado ante la presencia humana; por otro, la tendencia actual de ajardinamiento de áreas urbanas ha dotado a las ciudades de ambientes propicios para su expansión. Muy andarín, camina y corretea por doquier son suma facilidad en busca de comida. Se alimenta de gusanos que extrae de la tierra, caracolillos, invertebrados y frutos del bosque. La hembra incuba varias puestas anuales (de una a tres). El nido, en forma de tazón revestido en su interior con barro y materia vegetal, es construido a menudo entre arbustos y otra vegetación, casi siempre, de difícil acceso. Existe gran armonía entre las familias de mirlos cara al cuidado de sus recién nacidos; así, primero será el macho el que traiga fragmentos de lombrices a la hembra, para que ésta a su vez se los dé a sus pollos; luego el macho, lo hará directamente; y al final, ambos progenitores nutrirán a su prole de forma independiente, tanto dentro como fuera del nido.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal