Los Frailes-Cerro Murillo - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los Frailes-Cerro Murillo

Rutas


Se han utilizado las curvas de nivel que marcan la altitud según plano del Instituto de Cartografía de la Junta de Andalucía.



DISTANCIA: 4,44 Km. Ida y vuelta
DIFICULTAD: Baja
DESNIVEL: 50 m. (comienza en 834 m. llega a 800 m. y termina en 850 m.)
COMIENZO: Km. 536 de la Ctra. 345 de los Montes de Málaga
LLEGADA: Km. 536 de la Ctra. 345 de los Montes de Málaga
____________________________________________________________________________
REFERENCIAS
Km. 0,0 Letrero Parque Natural
Km. 0,150 Camino derecha a casa particular
Km. 0,570 Camino derecha
Km. 1,220 Cerro Murillo-Letrero límites Parque Natural
Km. 4,44 Primer letrero del Parque Natural
____________________________________________________________________________
COMENTARIOS
Para llegar a la entrada del camino debemos pasar la Venta de El Pinar y llegar hasta el Km. 536 de la Ctra. De los Montes. Es un camino bastante corto, aunque su particularidad es que cuenta con una variedad de pinos que no existen en todo el parque. Comenzamos en el Km. 536 de la Ctra. 345 de los Montes de Málaga, subimos una leve cuesta, pasando una casa a la derecha, y vemos el letrero que nos indica que entramos en el Parque Natural de los Montes de Málaga. Tras pasar el letrero vemos el primer pino resinero del camino (pinus pinaster). A 150 m. baja un camino a la derecha hacia una casa particular. Vamos apreciando la gran cantidad de aulagas en el camino, entre jaras, jaguarzos, erguenes, etc.
A 400 m. aproximadamente sale un camino a la derecha que dejamos, pero será el que tomemos cuando lleguemos aquí de vuelta del que llevamos.
Comenzamos a ascender suavemente y a unos 400 m. más adelante vemos el primer pino Monterrey (pinus radiata) abajo a la derecha junto a unas ruinas. Seguimos ascendiendo y contemplamos en la vaguada de la derecha los distintos ejemplares de pinos que vamos encontrando y que dan nombre a este camino, y que se puede considerar una pequeña y escindida "isla" dentro del Parque Natural.
Seguimos y en el km. 1,220, justo en el mojón que indica la distancia, está el letrero que nos indica los límites del Parque, podemos ascender un poco más bordeando la cerca que encontramos para tener mejores vistas del entorno y de Casabermeja a nuestra derecha, estamos en el Cerro Murillo. A lo largo de este camino podremos apreciar, en los meses propios, algunas especies de orquídeas.
Se ha de tener en cuenta que en general las orquídeas están declaradas vulnerables, así que no debemos tocarlas y, mucho menos, cortarlas.
Volvemos por el camino hasta la confluencia de camino que hemos citado, lo tomamos a la izquierda, en el mojón del Km.0 del nuevo camino que se nos presenta, y comenzamos a ver más ejemplares de pinos resineros y Monterrey en una curva. Seguimos a unos 350 m. encontramos un caserío particular.
Seguimos y el entorno se convierte en un "mar de aulagas" que llegan hasta las colinas cercanas. Seguimos en el Km. 0,8 sale un camino a la izquierda que nos conduce al arroyo bajo la casa que hemos dejado. Seguimos unos 200 m. más y llegamos de nuevo a los límites del Parque Natural entre pinos resineros, aulagas, bolinas, jaguarzos, etc.
Durante todo nuestro recorrido hemos descubierto la continua presencia de encinas, algunas de ellas de gran porte, las cuales, junto a olivos y almendros, dan a este entorno su particular toque de bosque mixto mediterráneo, que viene a enriquecerse con la aparición de distintas especies de aves no tan presentes en los bosques puros de coníferas.
De nuevo volvemos por donde hemos venido y en la confluencia de caminos, a 1 km., tomamos el de la izquierda que era en el que comenzamos el itinerario. El atractivo de este camino, además de sus vistas y el entorno rural, son los pinos que hemos citado y que no abundan en el Parque Natural, por lo que ha supuesto que esta zona se proteja y forme parte del Parque.
En cuanto a aves, entre otras, pudimos identificar las siguientes: Acentor común, Mirlo común, Zorzal común, Carbonero garrapinos, Pinzón común, Curruca cabecinegra, Herrerillo capuchino, Petirrojo, Paloma torcaz, Jilguero, Agateador común, Verdecillo, Arrendajo, Carbonero común, Curruca capirotada, Mito, Reyezuelo listado, Verderón común, Escribano montesino, Pico picapinos, Herrerillo común y Chochín y Escribano Soteño. Además de las especies citadas, cabe destacar la presencia de Zorzal alirrojo, zorzal charlo, Pardillo común, Cuervo, Collalba negra, y Tarabilla común. Entre las rapaces, pudieron avistarse busardo ratonero, cernícalo vulgar y Gavilán.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal