Herrerillo Común - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Herrerillo Común

Aves > F - M

NOMBRE COMÚN: HERRERILLO COMÚN

NOMBRE CIENTÍFICO
: PARUS CAERULEUS

FAMILIA
: PARIDAE

DESCRIPCIÓN: En lo que se refiere a Málaga, tenemos la subespecie "Ogliastrae" (de las dos existentes en España). De tamaño similar al C.Garrapinos, es el único párido con píleo, alas y cola azules; de frente y mejillas de color blanco, separadas por una lista negra que sale del pico y le cruza toda la cabeza pasando por el ojo. Tiene un capirote azul, cuyas plumas levanta en momentos de alarma o cuando esta excitado o irritado. En sus alas azules destaca una sola franja alar blanca. El pecho es de un color amarillo que se va suavizando a medida que baja hacia el vientre. La franja ventral negra en la mayoría de las ocasiones casi no se distingue, a diferencia de la conspicua corbata negra del Carbonero Común. En general, podríamos decir que es un pájaro de variado colorido; luce hasta cinco colores: amarillo, azul, negro, blanco, y verde manzana en su dorso. Como todos los páridos el vuelo es rápido, ondulante y enérgicos aleteos. Le veremos alimentándose en las zonas altas y copas de los árboles; y menor número de veces en las partes más bajas del árbol, más frecuentadas por otras especies como el Carbonero Común, Chochín, Petirrojo o Mirlo.

HÁBITAT
: No es amante de coníferas puras (si bien tenemos cada vez más zonas mixtas en nuestros Montes) y sus poblaciones, por tanto, no son demasiado numerosas en el Parque, encontrándose con mayor facilidad el Herrerillo Capuchino que prefiere este tipo de bosques (Ver ficha). Puede aparecer también en parques y jardines. Es sedentario en la Península.

COSTUMBRES
: Nidifica tanto en agujeros naturales como artificiales (cajas anidaderas). Es un ave grácil y muy activa, con una bellísima librea, que tiene de una a dos puesta anuales, de 7 a 10 huevos, y utiliza todo tipo de insectos, orugas, semillas o frutos de bosque, para alimentar a su prole. En cuanto al número de huevos, hemos de aclarar que éste varía según cada autor. Estudios realizados muestran que en realidad todos puede que tengan razón. Según la latitud o zona geográfica se observó que existía un factor asociado a esa variación. Así, en distintas áreas de distribución del Herrerillo Común y del Carbonero Común, se pudo comprobar cómo, curiosamente, el número, tanto de las puestas como de los huevos contenidos en ellas, aumentaban notoriamente cuando también era mayor el índice de mortalidad de la especie


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal