Herrerillo Capuchino - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Herrerillo Capuchino

Aves > F - M

NOMBRE COMÚN: HERRERILLO CAPUCHINO

NOMBRE CIENTÍFICO
: PARUS CRISTATUS

FAMILIA
: PARIDAE

DESCRIPCIÓN: Pequeño párido, de 11 a 12 cms. Se distingue fácilmente por su cresta (oscura por delante, blanquecina por detrás) y su marcado dibujo de negro collar y lista ocular negra que continua detrás del ojo para, por un lado, bajar y rodear sus blancas mejillas recurvándose hacia delante en forma de "C", y -por otro lado- subir para unirse con su distintivo moño. Sus partes superiores son pardas, sin ningún tipo de franja alar blanca, que servirá para descartar otras especies en su identificación. Macho y hembra son muy parecidos. Suele rondar las copas de los árboles, de modo que estaremos atentos a sus notas de reclamo para poder "cazarle" posteriormente con nuestros prismáticos. Su canto es poco variado; habitualmente  se le oirá un reclamo  como /Piupiiii-piupiiii…/, repetido 2 o tres veces, bisilábico y prolongando la segunda sílaba. Otras notas serían /titchit-tchrrrrrr/; ó un /tzi-tzi-tzi/ muy fino y penetrante, a veces también seguidas por el /tchrrrrrr/.


HÁBITAT
: Es pájaro muy sedentario. Sólo realiza pequeños movimientos durante el invierno. Es más abundante que el Herrerillo Común en nuestro Parque, ya que se adapta muy bien a las coníferas, teniendo especial predilección por los bosques viejos, donde la hembra gusta de utilizar tocones viejos para excavar su nido. Las poblaciones del H. Capuchino se han incrementado en ciertas regiones a raíz de las repoblaciones de pinos.

COSTUMBRES
: Es quizá uno de los páridos menos sociables; sólo se reúne en pequeños bandos en invierno, con ejemplares de otras especies (páridos y otros). Se alimenta de arañas ó insectos que extrae de entre las ramas, hojas o corteza, y puede proveerse también de semillas y piñones cuando carece de aquéllos. Asimismo, si bien una alta proporción de su alimento, como ocurre en otros carboneros, se compone de larvas de orugas perjudiciales para los árboles, así como de crisálidas de la falena del pino, también ocurre que éstos mismos en ocasiones depredan a larvas depredadoras a su vez de otros insectos parásitos, como los pulgones (tremendamente perjudiciales para la madera). En tal sentido, a veces, es difícil discriminar cuándo la actividad de ciertas especies es "totalmente" beneficiosa o "relativamente" beneficiosa para el bosque. Sin embargo, el equilibrio ecológico está ahí y habla por sí solo, porque insistiendo en la cuestión, podríamos abogar a favor de dicha circunstancia, diciendo igualmente que… ¡¡también tendrán los picos (pájaros carpinteros) más pulgones disponibles con los que alimentarse!!.
Durante los vuelos de exhibición  vuela en círculos por encima de las copas de los árboles, a modo de Verderón Común. Cría en huecos naturales o artificiales (cajas anidaderas). Pone hasta 8 huevos (puede realizar dos puestas al año) y los incuba sólo la hembra, de los que nacen pollos nidícolas con plumón grisáceo




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal