Culebrera Europea - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Culebrera Europea

Aves > C - E

NOMBRE COMÚN: CULEBRERA EUROPEA

NOMBRE CIENTÍFICO
: CIRCAETUS GALLICUS

FAMILIA
: ACCIPITRIDAE

DESCRIPCIÓN: Con una altura que alcanza los 70 cms., y una envergadura de alas que llega hasta los 1.95 cms., nos encontramos con el Águila culebrera, denominación con el que se le venía conociendo hasta hace pocos años. Rapaz distinta, con ciertas peculiaridades relativas a su morfología y conducta. Uno de los rasgos clave, cuando el ave está posada, es la blancura de su cuerpo, cuando la vemos de frente, y la desproporcionada cabeza, con grandes ojos amarillos situados frontalmente. Las partes superiores son gris pardo claro, sobre todo en coberteras (rozando casi el amarillento dorado), rematadas en su borde trasero con una fina línea blanquecina que da paso al color más oscuro de mitad trasera de sus alas. Cola barrada con varias franjas más oscuras. Las partes inferiores nos muestran un águila casi blanca moteada de oscuro y cola también con barreado y franja subterminal más ancha. La cabeza de color chocolate es identificativa. Es una especie, sin embargo, con distintas coloraciones, y la gama de tonalidades pueden ir desde las más claras hasta aquéllas que exhiben un moteado inferior tan marcado que pudiera parecernos un águila distinta, dada su coloración mucho más oscura. En vuelo de remonte su alas aparecen niveladas (a diferencia del Busardo ratonero -ver ficha-), muy amplias, y sin las manchas carpianas típica de este último (marcas oscuras en el ángulo que articula el ala en su borde delantero; también se le denomina "muñeca"), contrastando con una cola larga y estrecha. Los tarsos no aparecen emplumados, como en el Aguililla calzada (Ver ficha) y están revestidos de duras escamas que le protegen de los mordiscos y picaduras de las serpientes. Se cierne algunas veces, a fin de precisar la búsqueda de su presa. Su canto es bastante variado y melancólico, casi maullante, pero fácil de distinguir de las demás rapaces del monte.

HÁBITAT
: Estival, llega a nuestras tierras a partir de primeros de marzo. Se distribuye por el sur y sureste de Europa, alcanzado, sin embargo, mayores cotas de densidad en nuestro país. Se adapta bien a todo tipo de entornos; habitará tanto en bosques de coníferas como de frondosas, con áreas abiertas y matorral despejado donde poder encontrar alimento. La podremos ver por cualquier sitio del Parque; en ocasiones, sobrevolando a baja altura la solana de los numerosos cortafuegos que lo atraviesan, donde sorprende, no pocas veces, a alguna adormecida culebra recalentado su cuerpo al sol.

COSTUMBRES
: Rapaz muy especializada en su alimentación, dado que casi el 90% de sus presas son serpientes. Su técnica de caza puede recordarnos a la  del Cernícalo vulgar (ver ficha), si bien, no con el alto grado de  perfeccionamiento del éste. Cerniéndose ó en bajo vuelo, la Culebrera inspecciona con pulcritud los terrenos donde localizar a su presa. Una vez avistada la culebra, caerá súbitamente sobre ella agarrándola con sus poderosas patas, mientras la serpiente se debate rodeando al águila y aprisionando sus alas en el intento de zafarse del repentino ataque. Tras librar la que, a veces, es una durísima y prolongada batalla campal, trasladará a la culebra a su nido con parte de ella colgada del pico, ó transportándola por entero en su voluminoso buche. Suele utilizar el mismo nido cada año, donde realiza la puesta de un solo huevo. Lo construye casi siempre sobre la copa de los árboles, ó en ramas laterales, siempre y cuando permita la fácil entrada y salida del nido. Puede extrañarnos a veces la baja altura en que lo construyen. También se alimenta la Culebrera de lagartos, ranas y puede atrapar ocasionalmente otras aves. No suelen cazar víboras, ya que, por el contrario a lo que se dice, no son inmunes a su veneno. A finales del mes de agosto se inicia el retorno a sus cuarteles de invierno.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal