Chotacabras Pardo - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Chotacabras Pardo

Aves > C - E

NOMBRE COMÚN: CHOTACABRAS PARDO

NOMBRE CIENTÍFICO
: CAPRIMULGUS RUFICOLLIS

FAMILIA
: CAPRIMULGIDAE

DESCRIPCIÓN: Su plumaje es absolutamente inconfundible, obviamente, caso de que tengamos la suerte de verlo. Su mimetismo es tal que una vez localizado sobre el suelo sabremos que no puede ser otra cosa más que un chotacabras; y esto, sencillamente,  porque no puede haber nada tan parecido al suelo, donde se echa confiado e impasible ante la extrañeza de quien puede aproximarse, hasta a dos metros de él, sin provocar su huida. Es de tamaño relativamente grande; con sus alas extendidas sobrepasa los 60 cm. de envergadura. Su abigarrado plumaje con tintes rojizos, ocres, amarillentos y grises es el disfraz perfecto de este ave de grandes ojos, insignificante pico y mancha blanca en la garganta. Largas cerdas protegen a sus ojos de los insectos mientras los caza silenciosamente al vuelo. Para ello, el plumaje de sus alas está dotado de unas tiras o franjas aterciopeladas que hacen que este animal se desplace en el aire sin provocar ruido alguno. La gran abertura de su boca facilitará su trabajo. Su actividad se inicia al atardecer y en vuelo le distinguen las manchas blancas al final de sus alas y en los extremos laterales de su larga cola. Planea a menudo y lo hace con las alas dispuestas en V. Como todo pájaro nocturno sus ojos son grandes. Emite un sonido continuado y monótono, como de doble golpeteo en la madera hueca /pa-cop…pa-cop…/, que resuena con fuerza en la noche y cuya finalidad es el mismo que la del canto de cualquier otro pájaro diurno en la demarcación de su territorio.

HÁBITAT
: Estival y de paso, la distribución del chotacabras pardo se reduce a la Península Ibérica, sin presencia comprobada en la franja norte del país, y al norte de África. Ocupa linderos y claros de bosques, pinares y matorral, así como terrenos secos de vegetación dispersa y pedregales.

COSTUMBRES
: La creencia popular de que chupa la leche de las cabras le ha otorgado su nombre; así como su particular y desafortunada costumbre de posarse en caminos y carreteras, le ha valido para convertirse en víctima de numerosos atropellos. Se alimenta de polillas y otros insectos que atrapa en vuelo. Normalmente se posa de forma casi aplanada y longitudinalmente a trozos de ramas que encuentre a su alrededor. Ambos sexos incuban dos huevos depositados directamente en la misma hojarasca o sobre las acículas de los pinos; para el chotacabras cualquier modificación del terreno atenta contra su mimética y permanente actitud, incluso la colocación de cualquier tipo de nido. El relevo en la incubación se produce de la manera más cuidadosa, teniendo que empujar prácticamente uno de ellos al otro para que se aparte y le permita continuar empollando en su nuevo turno. Nacidos los pollos, utilizarán su gran boca, además de para recibir el alimento de sus padres, para amedrentar a cualquier enemigo que se acerque al nido, abriendo su pico de tal manera que parecerá más que su cabeza quede partida en dos mitades iguales, y mostrando el fondo rojo de su garganta lanzará un silbido semejante a de una serpiente.


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal