Cárabo - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cárabo

Aves > C - E

NOMBRE COMÚN: CÁRABO COMÚN                  

NOMBRE CIENTÍFICO
: STRIX ALUCO

FAMILIA
: STRIGIDAE

DESCRIPCIÓN: Dos discos faciales bien definidos, aunque no tanto como en la Lechuza común, cuerpo regordete y abrigo de plumas uniformemente pardo grisáceo, ó rojizo a veces, nos dan las primeras claves de identificación de esta rapaz nocturna de tamaño medio. Su redondeada y voluminosa cabeza, que casi no se distingue del tronco, puede girar hasta 270º, oteando todo lo que pulula a su alrededor sin mover el resto del cuerpo. Quieta, posada en una rama, permanece todo el día apretada contra la corteza del árbol, pasando absolutamente inadvertida gracias a su mimético plumaje. Carece de apéndices auriculares, a diferencia de otros búhos (Búho real, Búho chico ó Autillo), y los ojos, lejos de ser de color ámbar o amarillos, son totalmente oscuros, lo que completa su perfecto disfraz. Su voz temblona y asustadiza se repite durante toda la noche, lo que nos permite distinguirlo sin ninguna dificultad; y muchos de nosotros, casi sin querer, ya lo habremos oído, en cuanto que el que pudiera parecer su escalofriante canto, ha formado parte por dicho motivo del guión de numerosas películas del género de terror. Pájaro agresivo, sobre todo en la época de cría, defiende celosamente su posición y territorio, y puede llegar a atacar a quienes se aventuren a acercarse demasiado. El atardecer es la mejor hora para verlo...de lejos.

HÁBITAT
: Sedentario, su área de distribución ocupa prácticamente toda Europa. Amante del refugio forestal, nos lo podemos encontrar tanto en bosques de coníferas como de frondosas, con cierto apego a estos últimos. También en grandes parques urbanos y masas forestales cercanas a la ciudad. A veces, en pleno casco urbano.

COSTUMBRES
: Nidifica en el interior de viejos troncos, agujeros de rocas, ó incluso del suelo, y no duda en utilizar grandes cajas anidaderas colocadas a los efectos. Entre marzo y abril realiza la puesta, consistente en dos a cuatro huevos incubados exclusivamente por la hembra, en un nido desprovisto de acomodo alguno, ya que no aporta ningún tipo de material que sirva de tapizado o revestimiento para los pollos. Caza siempre desde una atalaya, que suele variar cada noche. Diversidad de pequeños mamíferos forman parte de su dieta habitual, sobre todo ratones y musarañas; pero también topillos, lirones, comadrejas y ardillas. Consume asimismo, variedad de insectos, y en menor medida, algunas aves; en ocasiones, conejos jóvenes. En años de escasez, si por falta de alimento, alguno de los pollos más débiles muere, será devorado sin remisión por el resto de la pollada. Las rapaces nocturnas suelen tragar a sus presas enteras, lo que determina que sus egagrópilas estén llenas de materiales sin digerir, diferenciando claramente éstas de las expulsadas por las rapaces diurnas, las cuales, además de despedazar a sus presas, poseen jugos digestivos más fuertes. Estas pelotas de huesos, pelos ó plumas expulsadas por la boca, son de distinto tamaño, color y forma según la especie, y nos ofrecen generosa información de las principales presas ingeridas. Tras el minucioso estudio de su contenido, también conoceremos del mayor o menor grado de abundancia de los micro mamíferos existentes en su territorio de caza.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal