Capparis Spinosa - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Capparis Spinosa

Plantas > C1 - C2

NOMBRE CIENTÍFICO: Capparis spinosa

FAMILIA:
CAPPARACEAE


NOMBRE COMÚN:
Alcaparra

FLORECE:
Primavera

HÁBITAT:
Espontánea y naturalizada en espacios abiertos, taludes, roquedos y muros, en ambientes secos y semiáridos, sobre todo tipo de sustratos, 0–1300 m

DISTRIBUCIÓN:
Mediterránea occidental. En los Montes por doquier. Hay una en el monolito de las Contadoras

OBSERVACIONES:
La corteza de la raíz es amarga y diurética. Mascada inmediatamente antes de las comidas, aumenta el apetito. Ver texto siguiente.

FLORA VASCULAR DE ANDALUCÍA ORIENTAL.
Edita: Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía
Capparis spinosa L. subsp. spinosa
–alcaparrera, alcaparro, tapenera–
= C. deserti
(Zohary) Täckh. & Boulos
= C. ovata
Desf.
= C. spinosa
subsp. canescens (Coss.) A. Bolòs & O. Bolòs NP.semic./H.sc. 60–100 cm. Tallos numerosos, ramificados, decumbentes, glabrescentes, con brotes jóvenes pubescentes. Hojas 1,5–5 x 1–3,6 cm, alternas, cortamente pecioladas, simples, elípticas, ovadas o suborbiculares, enteras, con nerviación marcada, mucronadas en el ápice, glabrescentes; estípulas espinosas. Flores ± zigomorfas, hermafroditas, tetrámeras, solitarias, axilares; pedicelos 3,5–4,8 cm, más largos que la hoja axilante; sépalos 1,5–2,5 cm, cóncavos interiormente, verdes con margen rojizo, caducos; pétalos 2–3,5 cm, libres, cortamente unguiculados, blancos o blanco–rosados; estambres numerosos, con filamentos largos y violáceos y anteras amarillas; ovario súpero, sobre un ginóforo de 3,8–4 cm. Fruto en baya, elipsoidea, ovoideo–cilíndrica o piriforme, que finalmente se abre en 4 valvas interiormente rojizas. Semillas numerosas, reniformes, negras. 2n = 38. V–VII(VIII). Espontánea y naturalizada en espacios abiertos, taludes, roquedos y muros, en ambientes secos y semiáridos, sobre todo tipo de sustratos, 0–1300 m (t–m). Mediterránea occidental. Presente en gran parte del territorio. fr. LC.

En la pág. 250 del Dioscórides renovado, el Dr. Font Quer expone:
“La raíz, y la corteza de la misma son buenas para provocar la orina.
Las alcaparras y los alcaparrones constituyen un excelente condimento y son aperitivos una vez encurtidos. Se preparan con vinagre de primera calidad, fuerte y aromático, generalmente añadiéndole un poco de sal común. En una botella grande, a poder ser de boca ancha, se echan las alcaparras o los alcaparrones, y el vinagre necesario hasta cubrirlas; se tapa bien y se mantienen en un sitio fresco. Se recomienda renovar el vinagre varias veces, pero si urge, al cabo de tres semanas ya se puede empezar a comerlas. Machacadas en un mortero, con perejil y un poco de pasta de mostaza, y mezcladas con mayonesa, dan a ésta un sabor exquisito.
Pero el refrán castellano dice así: Tras los requesones come alcaparrones, e irás en derechura a la sepultura.
La corteza de la raíz es amarga y diurética. Mascada inmediatamente antes de las comidas, aumenta el apetito.
Los enjuagues con el cocimiento de la misma al 2 %, tienen la misma virtud. Bebiendo de él varias tazas al día, aumentan la cantidad de orina.
Otros recomiendan preparar el vino de alcaparra. He aquí una fórmula adecuada: tómense 50 gr. de corteza de raíz de alcaparra y pónganse en una botella con 1 l. de vino de Jerez; tápese bien la botella y téngase en maceración durante un novenario, en sitio fresco, y agitándola suavemente un par de veces todos los dias. Luego fíltrese o cuélese, y tómese una copita de este vino antes de las dos comidas principales.  Abre el apetito. “

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal