Becada o Chocha Perdiz - Parque Natural de los Montes de Málaga Guia Web Multimedia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Becada o Chocha Perdiz

Aves > A - B

NOMBRE COMÚN: BECADA O CHOCHA PERDIZ

NOMBRE CIENTÍFICO
: SCOLOPAX RUSTICOLA

FAMILIA
: SCOLOPACIDAE

DESCRIPCIÓN: Una de las características que distinguen a la Chocha perdiz es precisamente lo que la hace indistinguible, esto es, su camuflaje. De unos 35 cms., con una envergadura superior a los 60 cms., más que exhibe, se hace invisible, gracias a los ribeteados colores rojizos y ocres de la hojarasca, y, si nos encontramos  próximos a ella, se quedará como clavada en el suelo, observándonos con sus grandes y perfilados ojos negros colocados muy alto y atrás de la cabeza. Quizá el tamaño de sus ojos es debido a su actividad igualmente nocturna. La diferencia de luz, en el momento de la búsqueda de alimento, es compensada gracias a las células táctiles de su pico largo y flexible, que le permiten detectar el alimento en el suelo fangoso. Ostenta tres franjas transversales negras en la nuca. Vuela de forma natural al amanecer o al anochecer con un lento e intermitente batido de alas parecido al de la Lechuza común (Ver ficha). Vuela con el pico mirando hacia abajo. Uno de los sonidos que emite es parecido al croar de la ranas. Son más fácilmente localizadas en los vuelos de exhibición en época de nidificación.

HÁBITAT
: Es un ave invernante y su número puede variar en función a la pluviosidad de cada año. Parece que sus poblaciones se actualmente mantienen estables. El cambio climático podría estar modificando algunos hábitos migratorios de la especie, así como sus mapas de distribución, acentuando su sedentarismo. Nidifica en el norte de la Península y en el archipiélago Canario. El bosque de frondosas y coníferas constituye su hábitat natural, si bien, cuando se encuentra de paso, puede frecuentar numerosos lugares abiertos como prados, cultivos e incluso playa.

COSTUMBRES
: No es difícil, mientras caminamos por las zonas umbrías de nuestros Parque Natural, cercana siempre a zonas húmedas y tranquilas, sorprendernos con el vuelo quebradizo y rápido de este ave perdiéndose por entre el bosque de pinos. A quien se deguste recogiendo setas en invierno en alguno de estos parajes, esta imagen no le resultara extraña. Sin embargo, si no huye volando, su mimética librea le hará pasar totalmente desapercibida, aun encontrándonos nosotros a pocos metros de ella. Ello hace que generalmente, mientras no se está alimentando, se encuentre echada en el suelo a fin de evitar su localización.  Lombrices, insectos y caracolillos son su principal alimento. La hembra incuba dos puestas anuales en un nido situado casi siempre en el suelo, y en zonas donde el sotobosque pueda proteger su nidada. Ha sido un tema debatido, pero posteriormente demostrado, que la Chocha perdiz, en caso de peligro, traslada volando a sus pollos a otro lugar, cogiéndolos entre sus muslos.



 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal